Mayra Marti: Toda su Musica

Algo de Venezuela, primer Lp Mayra Martí, 1966-67

 Lp Frontal

MAYRA MARTÍ -Algo de Venezuela

 

Lp Trasera

Mayra Martí -Algo de Venezuela back

 

Comentario de Pedro Montes para el álbum

Algo de Venezuela de Mayra Martí

 

Notas de Pedro Montes a Algo de Venezuela

NOTA: Las portadas han sido reconstruidas a partir de las carátulas originales. La versión digital fue cedida por la Sra. Gemma del Edo. Zulia y remasterizda en VinilDisco by Carmiguel. (Sin fines de lucro, solo difusión cultural y como tributo a la cantante Mayra Martí)

Algo de Venezuela de Mayra Martí contiene
Canciones de los siguientes Compositores


1. Algo (Gilberto Mejías Palazzi)
2. Madrugada en el mar (D.R.)
3. Campanitas
(Gilberto Mejías Palazzi)
4. San Luis (D.R.)
5. Cachamaure.(Alí García)
6. Fuego Lento (Armando Molero)
7. Mi Partida
(D.R.)
8. La primera palabra (Gilberto Mejías Palazzi)
9. Luz de mi vivir (Gilberto Mejías Palazzi)
10. Caminito de mi pueblo (Gilberto Mejías Palazzi)
11. Do Re Mi
(D.R.)
12. Madrecita (Amilcar Segura)

 

Este disco, en verdad, es prácticamente un incunable, es decir, un ejemplar tan difícil de conseguir, que ni siquiera era nombrado en parte alguna, como parte de la discografía comercial de la vocalista Mayra Martí. En realidad, de acuerdo con la reseña de su contraportada, recoge las primeras grabaciones en acetato, de la adolescente Mayra Martí, -que grabó cuando tenía quizá quince o dieciséis años– con su hermosa voz de núbil soprano y recogidas por el sello Fonodisco No. LPF-522

 

 

 

Get Your Own Player!


 

Quizá para algunos, la maestría técnica alcanzada por la voz actual de la Voz de Oro y de Diamante, desmeritaría escuchar estas primeras grabaciones. Sin embargo, creo que es todo lo contrario. Es verdad, que los cantantes nunca tienen la voz igual a como cuando estaban más jóvenes o niños, porque la destreza vocal va madurando con los años, y la respiración, la afinación perfecta, la modulación, la interpretación y los matices, son habilidades que se adquieren con el paso de los años y de largas prácticas y ensayos, con repertoristas, orquestas, maestros de canto, directores, adquisición de conocimientos musicales y hasta de actuación.

 

 

 

Por ello, escuchar estas canciones de la voz casi niña de Mayra, nos puede llenar más de regocijo que de extrañeza, porque podemos vislumbrar ya, el don vocal que luego se convertiría en modulación preciosa de esta cantante venezolana, que empezó tan joven a grabar y a dejar su estela de éxitos.

 

 

 

Cabe recordar, que ya a los veinte años, Mayra había grabado cerca de cuatro (4) discos de larga duración, y una decena de discos de 45rpm; y hacia 1970, cuando graba “Mar de la Virgen Bonita” ya Mayra había ganado el certamen de la Voz de Oro, en su primera edición para cantantes femeninas, algunos dicen, que no quedó más remedio, porque hubo “tabla” o empate musical, entre el ídolo tenor de todos los tiempos, Alfredo Sadel y la joven Mayra.

 

 

 

Bueno, retomando la presentación de este disco, titulado Algo de Venezuela, se lleva uno gratas sorpresas, entre ellas, una interpretación de la canción a ritmo de gaita “Fuego Lento” de Armando Molero, que otrora grabara la maracucha de oro Lila Morillo con supremo éxito; al igual que “Caminito de mi pueblo”, que en la voz de Mayra suena con otro estilo, pero de hermosa entonación y sencillez.

 

 

 

En esta muestra musical originaria, se encuentran también algunos boleros, especialísimos, como el tema “Algo” de Gilberto Mejías Palazzi, que nos hace recordar esas canciones de pasaje melódico románticas, como las que orquestaban Billo o Los Melódicos. De ese mismo corte son “San Luis” y una versión de la canción de La Novicia Rebelde que protagonizara Julie Andrews, “Do Re Mi”, pero esta vez en ritmo parecido al “chacha-chá”, como una clase de solfa, donde la voz de Mayra se confundecon la de los niños…

 Mayra marco azul by carmiguel

 Imagen:  Fantasía Dominical

by Carmiguel

 

 

 

Otra pieza que parece para niños es “Campanitas” de seguro inspirada en el personaje de Walt Disney de homónimo nombre, con unos efectos de cristales, cuya alta fidelidad fue posible reproducir gracias al sonido masterizado con tecnología actual.

 

 

 

En la onda de canciones oriundas del oriente del país, además de “San Luis” ya comentada, tenemos también, “Cachamaure” bella canción dedicada a ese pueblito que hoy es muy conocido por sus playas de gran oleaje y por la confluencia en su zona de ríos y aguas termales, muy concurridas por los turistas nacionales e internacionales, por ser un lugar único lugar en el mundo donde es posible bañarse al mismo tiempo en el mar y con aguas termales.

 

 

 

Mención especial merecen los temas de ese prolífico compositor venezolano, que Dios tenga en su gloria, el maestro Gilberto Mejías Palazzi, cuyos temas de estilo inigualable figuran en este long play inicial de Mayra Martí, y son: “Algo”, “Madrugada en el mar”, “Campanitas”, “Luz de mi vivir”, “La primera palabra”, y la conocidísima “Caminito de mi pueblo”.

 

 

 

Otra de las canciones que interpreta Mayra de forma sentida y que la destaca ya como intérprete es “Mi Partida” un tema del desamor y del recuerdo por el ser amado.

 

 

 

De igual manera, se encuentra, una joya de esas canciones dedicadas a la madre, de ese compositor poeta sensible, Amilcar Segura: “Madrecita”, cuya arpa en vez de criolla, parece de orquesta; sin embargo, el acompañamiento criollo le da ese tono nostálgico y de belleza, como las buenas canciones de los años sesenta dedicadas a las madres, como las que cantaba Raquelita Castaños.

 

 

 

Por la numeración del disco y por los temas intepretados, así como por el estilo, la fecha de su grabación debe ser aproximadamente, 1966-1967.